¿Conviene comprar un inmueble de inversión?

Los bienes raíces resultan una excelente oportunidad de negocio para inversión. En el caso de disponer de algún capital ahorrado y querer invertir de forma rentable y segura, sin duda el mercado inmobiliario es un instrumento realmente útil para generar ingresos a largo plazo.

Cuando de dinero se trata, es importante evaluar a profundidad todas las oportunidades que permitan rentabilizar el capital. Una opción que poco a poco va tomando protagonismo es la compra de propiedades para posteriormente colocarlos en arriendo, pues se traduce en una oportunidad de negocio en crecimiento para chilenos e incluso, extranjeros que deseen invertir en el país. Sin embargo, como toda inversión, conlleva riesgos, pero en líneas generales, puede ser un negocio que genere un buen retorno de inversión.

Actualmente, los bienes raíces prometen una rentabilidad constante en el tiempo. Además, en caso de necesidad, es un bien que se puede colocar en venta y así recuperar el capital invertido.

El solicitar un crédito hipotecario puede ser una ventaja, pues al revisar el promedio de rentabilidad en la inversión de bienes raíces en comparación con la inversión en el mercado bursátil en los últimos 5 años, se puede afirmar que invertir en un inmueble, resulta un medio conveniente y confiable para generar dividendos.

Sin embargo, previo a la toma de decisión, es importante considerar lo siguiente:

  1. Ubicación de la propiedad: juega un papel fundamental en la elección, pues lo ideal es que esté ubicada en un sector en crecimiento, lo que permitirá que la inversión realizada pueda revalorizarse con el tiempo. Es decir, la plusvalía de una propiedad dependerá de su ubicación, lo que se traduce en el interés de que otros la quieran en el futuro.

Algunos factores que favorecen es la cercanía a principales casas de estudio, estaciones de metro, centros de salud y de adquisición de productos básicos.

  1. Tamaño de la propiedad: las propiedades con mayor demanda son los departamentos de menor tamaño, de 1 o 2 dormitorios y con estacionamiento en zonas de alta demanda.

Tener esto en cuenta es clave para que posteriormente puedas cubrir los gastos del crédito hipotecario, pues al aumentar la demanda de potenciales arrendatarios, aumenta el valor del inmueble con el tiempo.

Adicional a esto, si tu intención es invertir utilizando un crédito hipotecario para posteriormente arrendar, es importante considerar los gastos fijos de la propiedad y las posibles reparaciones (pintura, albañilería, plomería, etc.) que sean necesarias.

Del mismo modo, en caso de comprar un departamento usado, debes preocuparte por conocer si existe algún tipo de deuda por gastos nos pagos, además, conocer el estado y el valor de las expensas.

También puedes averiguar si existe alguna autorización de construcción al frente, pues esto podría cambiar la vista de tu inmueble y adicional, afectar la plusvalía de la propiedad.

¡Si tu meta es invertir en bienes raíces, con buen criterio y paciencia, puedes lograrlo!

 

¿Necesitas asesoría para tramitar tu crédito hipotecario o gestionar la compra?

Comunícate con nuestros Asesores Comerciales.

Publicaciones relacionadas

Opciones de financiamiento de propiedades

Al momento de adquirir una propiedad, existen múltiples opciones para solicitar un crédito. Por lo general, los bancos...

¿Cómo arrendar mi propiedad?

El arriendo de propiedades puede resultar seguro y provechoso siempre que se gestione de una manera ordenada y...

Tips para vender propiedades

Vender propiedades a un buen precio puede resultar muy complejo si no se cuenta con la información o...